Presentación

  • Estudios Biblicos
  • : Un pequeño blog cuyo fin es dar a conocer el nombre que es sobre todo nombre, así como defender el Evangelio y desenmascarar falsas religiones y doctrinas...
  • Volver a la página principal
  • Contacto

Breve Declaración de Fe

Creemos en...
  • ► Trinidad (Ejad): Un solo Dios que existe en tres personas co-eternas, distintas y simultáneas: El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo.
  • ► Jesucristo: Verdadero Dios y verdadero hombre. El Señor y Salvador de Su iglesia
  • ► Salvación: Por Gracia, mediante la fe
  • ► El Cielo y el Infierno
  • ► El Rapto

Musica online

Aviso


  → Las publicaciones son ocasionalmente actualizadas

CÓMO LA BIBLIA FUE TRANSMITIDA HASTA LA ACTUALIDAD


Ya que la Biblia fue escrita durante un período de mil quinientos años, dos o tres mil años antes de la invención de la imprenta, esta fue preservada por medio del proceso de escritura a mano y copia de los manuscritos en una variedad de materiales: Papiro (el material más común de los antiguos escritos elaborado con juncos de papiro), Pergamino (pieles preparadas de ovejas, cabras y otros animales), Vitela (preparada con piel de ternera, con frecuencia teñida de púrpura y se escribía sobre ella con oro o plata), Ostraca (alfarería no vidriada), Tablillas de arcilla (grabadas cuando el material está húmedo y después secado con el fin de que el registro quedara en forma permanente), Piedras (inscritas con una “pluma de hierro”), y Tablillas de cera (un trozo de madera plano cubierto de cera).  Debido a la disponibilidad de los papiros, los pergaminos y las vitelas, la mayoría de los manuscritos antiguos de las Escrituras que poseemos en la actualidad están constituidos por estos materiales y fueron preparados ya sea en un rollo o en un códice (en forma de libro). Aún cuando poseemos miles de copias de los manuscritos más antiguos de la Biblia, ninguno de los autógrafos originales ha sobrevivido hasta hoy en día. 

Con el paso de los siglos, se han realizado múltiples traducciones de los manuscritos a otras lenguas.

 

 

LA PRESERVACIÓN DE LOS MANUSCRITOS EN HEBREO DEL ANTIGUO TESTAMENTO


Los judíos tomaron muy en serio la salvaguarda de sus Escrituras. Por eso, ellos entrenaban a personas especiales llamadas “escribas” para copiar las Escrituras con mucho cuidado, verificando meticulosamente y volviendo a verificar que no hubiera errores. Los escribas judíos de la era Masorética (500 d.C. al 950 d.C.) comprobaban que no hubiera errores en sus copias comparando el número de letras del manuscrito original con el número de letras de la copia, verificando también si la letra central del documento original concordaba con la letra central de la copia. Si en la copia se encontraba la más ligera discrepancia, era rechazada y el proceso de copia del manuscrito original comenzaba nuevamente desde el principio. Fue mediante este proceso de cuidado de los escribas que se preservó la exactitud de los manuscritos hebreos del Antiguo Testamento.

La copia más antigua y completa del Antiguo Testamento en hebreo que poseemos actualmente es el Codex de Leningrad (L) con fecha del año 1.008 d.C. Antes de las rebeliones en Israel en 1947 cuando se dañó el Códex Aleppo del año 900 d.C., este era el manuscrito masorético completo más antiguo de todo el Antiguo Testamento . Estos manuscritos junto con los manuscritos parciales que poseemos de las Escrituras hebreas del Antiguo Testamento, con fechas del siglo VIII hasta el X, forman la base del Texto Masorético del cual todas las versiones de la Biblia son traducidas en la actualidad . En 1947, cuando los Rollos del Mar Muerto fueron descubiertos en las cuevas de Qumrán, a unos 25 kilómetros al este de Jerusalén, se encontraron fragmentos de todos los libros del Antiguo Testamento (con la excepción de Ester) en estos rollos, con una fecha que se remonta al siglo II a.C.  El hallazgo más significativo fue una copia completa en hebreo del Libro de Isaías. Cuando este rollo del siglo II a.C. fue comparado con el texto de Isaías que se conoce como el más antiguo del año 900 d.C., los eruditos se sorprendieron al descubrir que el texto de Isaías estaba virtualmente sin cambios, con un 95% de exactitud, ¡después de 1.000 años de copiado! La mayoría de este 5% de variaciones entre los manuscritos, consistía principalmente en resbalones de la pluma y en errores ortográficos obvios que no afectan el mensaje del texto. Por lo tanto, uno puede confiar en la exactitud de los manuscritos en hebreo que los eruditos utilizan hoy en día para traducir la porción del Antiguo Testamento de nuestra Biblia a los idiomas modernos de la actualidad.


LA PRESERVACIÓN DE LOS MANUSCRITOS GRIEGOS DEL NUEVO TESTAMENTO


Mientras que los judíos asignaban la tarea de copiar los manuscritos del Antiguo Testamento a escribas entrenados, la iglesia cristiana del Nuevo Testamento no tuvo este proceso para sus Escrituras. En lugar de esto, cuando las Escrituras del Nuevo Testamento circulaban entre las iglesias del siglo primero, la gente hacía copias sin discernimiento para el uso personal y de la congregación. Por eso, proliferaron discrepancias menores entre las copias tal como se esperaría cuando la precisión en el copiado no es enfatizada de la manera en que lo fue por parte de los escribas hebreos.

La mayor parte de estas discrepancias (variantes textuales) consistían en errores ortográficos menores que son fácilmente reconocidos por los expertos, y el aumento incidental o supresión de alguna nota marginal que con frecuencia no tenía mucho que ver con el mensaje global del escrito. En la mayoría de los casos, una comparación de varias copias de los manuscritos puede determinar fácilmente la intención original del autor.

Los eruditos en la actualidad cuentan con más  de  Codex Siniaticus - 4th Century Complete Bible   24,000 manuscritos parciales y completos del Nuevo Testamento, con los cuales pueden comparar los textos. 5,686 de estos manuscritos están en griego y 19,284 están en traducciones en idiomas antiguos. La mayoría de los manuscritos griegos fueron copiados entre los siglos IX al XVI, cientos fueron copiados entre los siglos IV al VIII, y unos cuantos manuscritos en papiros antiguos tienen una fecha que se remonta a los siglos II y III. El manuscrito más antiguo es el Papiro 52 (P52) del Evangelio de Juan, copiado en el año 125 d.C. 

El manuscrito más antiguo del Nuevo Testamento completo es el Codex Sinaiticus en Griego, del año 325 d.C.Este, junto con el Codex Vaticanus, también del siglo IV, forman la base del Nuevo Testamento en el Griego Original de 1881 escrito por Brook Foss Westcott y Fenton John Anthony Hort. Estos manuscritos no tan sólo contienen todo el Nuevo Testamento en griego sino que una gran porción de la Traducción Griega Septuaginta del Antiguo Testamento hebreo también fue preservada entre estos. Por eso, estos manuscritos conjuntos se consideran  los manuscritos más antiguos de la Biblia completa en griego que poseemos en la actualidad. Los cuadros a continuación, adaptados del libro de Josh McDowell, New Evidence That Demands a Verdict (La nueva evidencia que exige un veredicto), proporcionan un análisis del número total de los manuscritos que quedan del Nuevo Testamento que están disponibles en la actualidad:


Manuscritos existentes en griego:

No. de copias

Unciales (Todo en letras mayúsculas)

307

Minúsculas (mayúsculas y minúsculas)

2,860

Leccionarios

2,410

Papiros

109

SUBTOTAL

5,686

 

Manuscritos en otros idiomas

No. de copias

Vulgata Latín

10,000+

Etíope

2,000+

Esloveno

4,107

Armenio

2,587

Siríaco Peshita

350+

Boháirico

100

Árabe

75

Latín antiguo

50

Anglosajón

7

Gótico

6

Sogdiano

3

Siríaco antiguo

2

Persa

2

Franco

1

SUBTOTAL

19,284+

GRAN TOTAL

24,970

 

Compare los totales de estos escritos con los de cualquier otro libro de la antigüedad y descubrirá que no existe documento antiguo alguno que se pueda comparar con el apoyo de manuscritos que tenemos para el texto de nuestro Nuevo Testamento. Esto se demuestra en el siguiente cuadro tomado del libro New Evidence That Demands a Verdict (La nueva evidencia que exige un veredicto) de Josh McDowell:


AUTOR

LIBRO

FECHA QUE SE ESCRIBIÓ

COPIA MÁS ANTIGUA

LAPSO DE TIEMPO

NO. DE COPIAS

Homero

La Ilíada

800 a.C.

400 a.C.

400 Años

643

Herodoto

Historia

480-425 a.C.

900 d.C.

1,350 Años

8

Platón


400 a.C.

900 d.C.

1,300 Años

7

César

Guerras Gálicas

100-44 a.C.

900 d.C.

1,000 Años

10

Livio

Historia de Roma

59 a.C.–17 d.C.

Siglo 4to (Parcial)
Siglo 10mo

400 Años
1,000 Años

1 parcial
19 copias

Tácito

Anales

100 d.C.

1,100 d.C.

1,000 Años

20

Plinio Segundo

Historia natural

61-113 d.C.

850 d.C.

750 Años

7

Nuevo Testamento


50-100 d.C.

114 d.C. (fragmentos)
200 d.C. (libros)
250 d.C. (la mayor parte del N.T.)
325 d.C. (N.T. completo)

+ 50 Años
100 Años
150 Años
225 Años

5,686
parciales y completas

EL NUEVO TESTAMENTO PRESERVADO POR MEDIO DE CITAS DE LOS PADRES DE LA IGLESIA


Las citas de las Escrituras del Nuevo Testamento por parte de siete padres primitivos de la iglesia, comenzando con Justino Mártir (100 d.C.) hasta Eusebio de Cesarea (339 d.C.) numeran 36,289 ya para el período de tiempo del Concilio de Nicea. Y como si este número de citas de los padres de la iglesia primitiva no fuera lo suficientemente impresionante, se podrían añadir las citas de los padres de la iglesia contemporánea con Agustín de Hipona (354 d.C.) y muchos padres subsecuentes, para llegar a un total de 86,489 citas.  Josh McDowell explica: 

“…las citas son tan numerosas y extensas que si no hubiera manuscritos del Nuevo Testamento en existencia, el Nuevo Testamento se podría reproducir con tan solo de los escritos de los padres primitivos. (Geisler, GIB, 430) En resumen, J. Harold Greenlee estaba en lo correcto cuando escribió, ‘las citas son tan extensivas que el Nuevo Testamento podría virtualmente ser reconstruido a partir de ellas sin el uso de los manuscritos del Nuevo Testamento.’ (Greenlee, INTTC, 54)” —The New Evidence That Demands a Verdict (La nueva evidencia que exige un veredicto) (Traducido del inglés), p. 43

Efectivamente, el apoyo de los manuscritos para las Escrituras del Nuevo Testamento no deja duda alguna del hecho que poseemos hoy en día todo el contenido de las Escrituras originales dictadas por los Profetas y Apóstoles de nuestra fe del siglo primero.


DE QUÉ MANERA LOS ERUDITOS DEL NUEVO TESTAMENTO EN GRIEGO RESUELVEN LAS DISCREPANCIAS TEXTUALES


Muchas personas con frecuencia discuten que las variantes textuales (las discrepancias) entre los manuscritos de las Escrituras prueban que la Biblia no es precisa. Esta acusación es simplemente incorrecta, tal como lo demostraremos al examinar el proceso por el cual los eruditos textuales evalúan las copias múltiples de los manuscritos Escriturales para determinar el significado esencial detrás de las variantes. 

Nuestro primer ejemplo es Desiderio Erasmo (1466-1536) quien estudió seis manuscritos parciales en griego del Nuevo Testamento para crear un sólo manuscrito llamado el Textus Receptus (Texto Recibido) que formó la base de la porción del Nuevo Testamento de la Versión de 1611 de la Biblia King James (en inglés). Él evaluó las variantes en estos manuscritos para determinar cuáles interpretaciones eran las más correctas. Uno de los pasajes a la cual le prestó atención considerable fue 1 Juan 5:7-8. La Vulgata Latina de la Edad Media añadió muchas palabras al texto, las cuales no tienen apoyo en los manuscritos griegos. Esta variante textual ahora es llamada la Comma Johanneum (Coma Juanina) y en la Vulgata Latina Antigua se lee así:

LATÍN: “testimonium dicunt [o: dant] in terra, spiritus [o: spiritus et] aqua et sanguis, et hi tres unum sunt in Christo Iesu. et tres sunt, qui testimonium dicunt in caelo, pater verbum et spiritus.”

1 JUAN 5:7-8
VULGATA LATINA DE LA EDAD MEDIA

TRADUCCIÓN MODERNA

“Porque tres son los que dan testimonio: [en el cielo: el Padre, el verbo, y el Espíritu Santo; y estos tres concuerdan en uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra:] el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.”

“Porque tres son los que dan testimonio: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.”

Debido a que la Vulgata Latina era la Biblia común de su época, Desiderio Erasmo recibió muchas críticas cuando la primera y segunda edición de su manuscrito griego no contenía las palabras extras de la Comma Johanneum. Erasmo fue acusado por sus críticos de apoyar la creencia herética del “Arrianismo” la cual negaba la Trinidad y enseñaba que Jesús no era Dios. Y ya que Erasmo no pudo encontrar un sólo manuscrito griego que apoyara el uso de estas palabras adicionales, su nota en las Anotaciones de sus dos primeras ediciones del texto en griego dice así:

“En el codex griego sólo encontré lo siguiente acerca del testimonio triple: ‘porque existen tres testigos, espíritu, agua, y sangre.’ ” 

Cuando Erasmo desafió a sus críticos a que le presentasen un manuscrito en griego que apoyara la traducción de la Comma Johanneum de 1 Juan 5:7-8, ellos le presentaron un manuscrito irlandés (Codex Montfortianus) que muchos creen fue inventado y traducido al griego partiendo de este pasaje de la misma Vulgata Latina. Para permanecer fiel a su palabra, Erasmo, de mala gana, insertó la Comma Johanneum a su tercera edición del Textus Receptus con la siguiente nota:

“He restaurado el texto… para no dar a nadie ocasión alguna para la difamación.” 

En la actualidad, el Textus Receptus y todas las traducciones de la Biblia basadas en este manuscrito (i.e., las Versiones King James y New King James en inglés, así como la Reina Valera en español), contienen las palabras adicionales de la Comma Johanneum, mientras que todas las demás versiones las omiten en base a la evidencia de miles de manuscritos (incluidos el Codex Sinaiticus y Codex Vaticanus) que también excluyen la Comma Johanneum de sus textos.  

Los tiempos han cambiado desde aquellos días de la media docena de manuscritos griegos de Erasmo. Los eruditos disponen ahora de más de 24,000 manuscritos del Nuevo Testamento, parciales y completos, para comparar los textos. Dada la disponibilidad de miles de manuscritos, es fácil para los estudiosos modernos determinar lo que los autores originales de los manuscritos del Nuevo Testamento escribieron en sus textos. Aún cuando hemos discutido la Comma Johanneum, la cual es una de las variantes textuales más críticas del Nuevo Testamento, la mayoría de las variantes son secundarias y no tienen relación con el significado general del texto. Algunas de estas variantes son las que se muestran a continuación:

REINA VALERA VERSIÓN 1960
LA BIBLIA DE LAS AMÉRICAS

HECHOS 16:7: “…el Espíritu no se lo permitió.

HECHOS 16:7: “…el Espíritu de Jesús no se lo permitió.”

JUDAS 4: “...niegan a Dios, el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.”

JUDAS 4: “...niegan a nuestro único Soberano y Señor, Jesucristo.”

1 PEDRO 3:15: “santificad a Dios el Señor en vuestros corazones...”

1 PEDRO 3:15: “santificad a Cristo como Señor en vuestros corazones …”

Como se puede apreciar en los ejemplos del cuadro anterior, la mayoría de las variantes textuales tienen que ver con el aumento o la exclusión de las palabras “Dios,” “Jesús” o “Cristo” por las palabras “Señor” o “Espíritu,” o el pronombre personal “Él” como substituto para “Cristo” en los manuscritos. Aún cuando la mayoría de los manuscritos griegos más antiguos están a favor de la interpretación de las traducciones modernas, como la de la Biblia de las Américas que se muestra anteriormente, ninguna de las traducciones variantes cambian el significado inherente de los textos. Por medio de las comparaciones, como las que se realizaron anteriormente, cualquiera puede determinar fácilmente el mensaje esencial de los autores originales del Nuevo Testamento. Por lo tanto, como afirman Norman L. Geisler y Frank Turek:

“Los eruditos en textos antiguos Westcott y Hort calcularon que sólo una entre sesenta de estas variantes tiene importancia. Este dejaría a un texto 98.33% puro... No se ha probado la autenticidad de ningún otro libro antiguo como este. Bruce Metzger, el gran erudito en el Nuevo Testamento y profesor en Princeton, calculó que el Mahabharata del hinduismo ha sido copiado con tan sólo un 90 por ciento de exactitud y la Ilíada de Homero con un 95 por ciento. Por comparación, él calculó que el Nuevo Testamento tiene un 99.5 por ciento de exactitud. Nuevamente, el 0.5 por ciento en duda no afecta ni una sola doctrina de la fe cristiana.”—I Don’t Have Enough Faith to Be an Atheist (No tengo la fe suficiente para ser ateo), 2004,p. 229 (Traducido del inglés)

 

¿LE FALTAN LIBROS A LA BIBLIA?


Muchos señalan con frecuencia el nombre de algunos libros mencionados en la Biblia que no se encuentran entre los textos de las Escrituras, como evidencia de que las Escrituras de la Biblia están incompletas. Algunos de los libros comunes que se mencionan en la Biblia, considerados como “perdidos” o “ausentes” son los siguientes:

  • El libro de las batallas de Jehová (Números 21:14).
  • El libro de Jaser (Josué 10:13; 2 Samuel 1:18).
  • El libro de las leyes del reino (1 Samuel 10:25).
  • El libro de los hechos de Salomón (1 Reyes 11:41).
  • El libro de las crónicas de Gad vidente (1 Crónicas 29:29).
  • El libro del Profeta Natán (1 Crónicas 29:29; 2 Crónicas 9:29).
  • El libro de Jehú (2 Crónicas 20:34).
  • El libro de Enoc (Judas 14)
  • Una epístola anterior de Pablo a los Efesios (Efesios 3:3)
  • Una epístola anterior de Pablo a los Corintios (1 Corintios 5:9);
  • Una epístola para los Colosenses escrita desde Laodicea (Colosenses 4:16).

Es importante tomar en cuenta, antes que nada, que estos libros no se “perdieron” de la Biblia. Estos libros eran comúnmente conocidos entre la gente de su época y algunos incluso existen en nuestra época, como en el caso del libro de Enoc, nombrado anteriormente. La razón por la que no los encontramos en la Biblia es, primeramente, ¡porque nunca fueron considerados parte de las Escrituras desde un inicio! Los que afirman que sí, érroneamente suponen, de manera incorrecta, que si un libro es mencionado en un texto de las Escrituras, entonces también debe ser considerado como Escritura. Esta es una suposición falsa, porque la mayoría de los libros no Escriturales mencionados en la Biblia fueron simplemente registros de los profetas y videntes, o libros históricos, como en el caso del “libro de las batallas de Jehová” mencionado en Números 21:14. No existe nada en el texto de las Escrituras que indique que Dios hubiera deseado que estos libros no Escriturales fueran preservados en su Santa Palabra, la Biblia. Es más, cuando uno examina estos libros que han sido preservados hasta nuestra época (como el libro de Enoc), descubrirá que a estos libros les falta autoridad divina y/o contienen inexactitudes en el texto, que impiden que sean canonizados en las Escrituras. Esta es la razón por la cual ninguno de los libros no canónicos que se mencionan en la Biblia fue considerado como Escritura por la gente de su época.

 

Ahora bien, se ha probado la incomparable exactitud y preservación de la Biblia, pero

¿Cómo saber que lo que se narra es real o ficticio? 

  Respuesta: Con evidencias...

 


COSMOLOGÍA/ASTRONOMÍA


Principio Científico: El tiempo tuvo un comienzo

 

Referencia Bíblica: 2 Timoteo 1:9, Tito 1:2, 1 Corintios 2:7

 



 Principio Científico: El universo tuvo un principio

 

Referencia Bíblica: Génesis 1:1, 2:4, Isaías 42:5, etc 



 Principio Científico: El universo fue creado de lo invisible 

 

Referencia Bíblica: Hebreos 11:3 



 Principio Científico: Las dimensiones del universo fueron creadas 

 

Referencia Bíblica: Romanos 8:38-39 



 Principio Científico: El universo se expande 

 

Referencia Bíblica: Job 9:8, Salmo 104:2, Isaías 42:5, Isaías 44:24, Isaías 45:12, Isaías 48:13, Isaías 51:13, Jeremías 10:12, Jeremías 51:15, Zacarías 12:16 



 Principio Científico: La creación de la materia y la energía han acabado en el universo (refuta la teoría del estado constante o fijo) 

 

Referencia Bíblica: Génesis 2:3-4 



 Principio Científico: El universo se está reduciendo y "se desgastará". 

 

Referencia Bíblica: Salmo 102:25-27 



 Principio Científico: El número de estrellas es incontable

 

Referencia Bíblica: Génesis 22:17, Jeremías 33:22 



Principio Científico: Cada estrella es diferente

 

Referencia Bíblica: 1 Corintios 15:41



 Principio Científico: Pléyades y Orión gravitatoriamente atan grupos de estrellas

 

Referencia Bíblica: Job 38:31



 Principio Científico: La luz está en movimiento

 

Referencia Bíblica: Job 38:19:20



 Principio Científico: El espectro de luz

 

Referencia Bíblica: Job 38:24



Principio Científico: La tierra está controlada por los cielos

 

Referencia Bíblica: Job 38:33



 Principio Científico: La tierra es una esfera

 

Referencia Bíblica: Isaías 40:22, Job 26:10



 Principio Científico: La noche y el día suceden simultáneamente en la tierra.

 

Referencia Bíblica: Lucas 17:34-35

 


 CIENCIA


 Principio Científico: La tierra comenzó como un mundo de agua. La formación de continentes por la actividad tectónica descrita

 

Referencia Bíblica: Génesis 1:2-9, Salmos 104:6-9, Proverbios 3:19, Proverbios 8:27-29, 2 Pedro 3:5, Job 38:4-8



 Principio Científico: El ciclo del agua

 

Referencia Bíblica: Eclesiastés 1:7; Isaías 55:10, Job 36:27-28



 Principio Científico: Existen valles en el fondo del mar

 

Referencia Bíblica: 2 Samuel 22:16

 


 Principio Científico: Existen fuentes en el fondo del mar

 

Referencia Bíblica: Job 38:16



 Principio Científico: Corrientes oceánicas en el mar

 

Referencia Bíblica: Salmos 8:8



 Principio Científico: El aire tiene peso

 

Referencia Bíblica: Job 28:25



 Principio Científico: Los vientos soplan en caminos circulares

 

Referencia Bíblica: Eclesiastés 1:6

 



 Principio Científico: La fotosíntesis

 

Referencia Bíblica: Job 8:16

 


  BIOLOGÍA


 Principio Científico: La naturaleza química de vida humana

 

Referencia Bíblica: Génesis 2:7, 3:19

 



 Principio Científico: La vida de las criaturas está en la sangre

 

Referencia Bíblica: Levítico 17:11

 



 Principio Científico: La naturaleza de las enfermedades contagiosas

 

Referencia Bíblica: Levítico 13:46

 



 Principio Científico: La importancia del saneamiento para la salud

 

Referencia Bíblica: Números 19, Deuteronomio 23:12-13, Levítico 7-9

 


ARQUEOLOGÍA

Hecho bíblico: El Imperio Hitita. La Biblia se refiere más de 40 veces al gran imperio hitita. Sin embargo, hace 103 años no había ninguna prueba arqueológica que confirmara que ese imperio había existido. Los escépticos decían que era sólo "otro mito de la Biblia ".

Descubrimiento: en 1906, Hugo Winckler descubrió en Bogazkoy, Turquía, la capital de una ciudad perdida y una biblioteca de 10,000 tablillas de arcilla, que documentaban plenamente la existencia del imperio hitita perdido. La Biblia tenía la razón.


Hecho bíblico: La existencia de Jesucristo.

Descubrimiento: ¿Sabía usted que el nacimiento, la vida y la muerte de Jesucristo son hechos históricos confirmados? Registrado por Flavio Josefo, Suetonio, Talo, Pliny el joven, el Talmud y Luciano. 


Hecho bíblico: Existencia del rey Sargón de Asiria y su reinado. Hubo un tiempo en que se rechazó la existencia de este rey, tal y como se narra de él en Isaías 20:1, porque el nombre no era mencionado en ningún otro documento.

 

Descubrimiento: El palacio de Sargón fue descubierto por el arqueólogo francés Paul-Emile Botta entre los años 1842 y 1844, en Khorsabad, Irak. El evento narrado en Is 20: la captura de Asdod, fue registrado para la posteridad sobre los muros del palacio. Lo que es más, el fragmento de una estela donde se registra la victoria fue encontrado allí mismo, en Asdod.


Hecho bíblico: Existencia de Belsasar, rey de Babilonia. Mencionado en Daniel 5, este es otro rey sobre el cual también existían dudas de su existencia., pues el último rey de Babilonia fue Nabonidus, de acuerdo con la los registros históricos.

 

Descubrimiento: Fueron descubiertos los archivos de Ebla, documentos escritos sobre tablas de barro alrededor del año 2300 A .C. en el Norte de Siria, en 1970. Las tablas encontradas muestran que Belsasar fue el hijo de Nabonidus, quien fungió como co-regente de Babilonia. Así que, Belsasar tenía la autoridad suficiente para convertir a Daniel en “el tercer gobernante del reino”, otorgándole el privilegio más alto disponible por haber leído la escritura en la pared.

 


Hecho bíblico: La torre de Babel y la confusión de las lenguas. Muchos creían que era un mito bíblico el hecho de que antiguamente todos los seres humanos hablaban una misma lengua, y que fueron dispersados cuando se construía esta torre (Génesis 11:1-9)

 

Descubrimiento: Se encontraron tablillas sumerias que registran la confusión de lenguas registrada en la Biblia. El relato sumerio narra que hubo una época cuando todos los seres humanos hablaban una sola lengua. El lenguaje fue confundido por el dios Enki, señor de la sabiduría. Incluso los babilonios poseen un relato similar en el que los dioses destruyen una torre y confundieron en lenguaje de los hombres. Se encontró la base de la torre.

 


Hecho bíblico: Destrucción de los muros de Jericó. Se creía que estos muros no podían haberse derrumbado, pues eran murallas sólidas e infranqueables.

 

Descubrimiento: la arqueóloga Kathleen Kenyon descubrió las ruinas de las murallas de Jericó. Estas habían caído sobre sus propios cimientos, por lo que la única explicación posible era que cayeron por causa de un terremoto; sin embargo, lo inusual es que el lado norte permaneció en pie, justo donde vivía la ramera Rahab (Hebreos 11:30-31)

y la ciudad había caído por incendio.


Hecho bíblico: Campaña militar en Israel del Faraón Sisac (1 Reyes 14:25-26)

 

Descubrimiento: registrada en los muros del Templo de Amun en Thebes, Egipto.

 


 Hecho bíblico: Revuelta de Moab contra Israel (2 Reyes 1:1; 3:4-27)

 

Descubrimiento: registrada en una inscripción de la Meca.

 


 Hecho bíblico: La campaña del rey asirio Senaquireb contra Judá (2 Reyes 18:13-16)

 

Descubrimiento: registrado en el Prisma de Taylor.

 


 Hecho bíblico: La siega de Senaquireb (2 Reyes 18:14, 17)

 

Descubrimiento: registrada en los relieves de Lachish

 


 Hecho bíblico: El asesinato de Senaquireb por sus propios hijos (2 Reyes 19:37)

 

Descubrimiento: registrado en los anales de su hijo Esarhaddon.

 


 Hecho bíblico: La caída de Nínive como fue profetizada por los profetas Nahúm y Sofonías (Sofonías 2:13-15)

 

Descubrimiento: registrada en la tablilla de Nabopolasar

 


 Hecho bíblico: La caída de Jerusalén por Nacubodonosor, rey de Babilonia (2 Reyes 24:10-14)

 

Descubrimiento: registrado en las crónicas de Babilonia

 


 Hecho bíblico: Cautividad del rey de Judá en Babilonia (2 Reyes 24:15-16)

 

Descubrimiento: registrado en las crónicas de Babilonia.

 


 Hecho bíblico: La caída de Babilonia por los Medos y los Persas (Daniel 5:30-31)

 

Descubrimiento: registrado en la Esfera de Ciro.

 


 

Hecho bíblico: Liberación de los cautivos en Babilonia por Ciro el Grande (Esdras 1:1-4; 6:3-4)

 

Descubrimiento: registrado en la Esfera de Ciro.

 


 Hecho bíblico: El desalojo de los judíos de Roma durante el reinado del emperador Claudio (Hechos 18:2)

 

Descubrimiento: registrado por Suetonio.

 


  ADEMAS, SE ENCONTRARON LAS SIGUIENTES ESTRUCTURAS

 


 

·  La puerta oriental de Siquem donde Gaal y Zebul miraron las fuerzas de Abimelec acercarse a la ciudad. (Jueces 9:34-38).

·  El Templo de Baal-berit en Siquem, donde los fondos eran obtenidos para financiar el reinado de Abimelec y donde los ciudadanos de Siquem tomaron refugio cuando Abimelec atacó la ciudad (Jueces 9:4, 46-49).

·  El estanque de Gabaón donde las fuerzas de David e Is-boset lucharon durante el forcejeo por el reino de Israel (2 Samuel 2:12-32).

·  El estanque de Hesbón (Cantares 7:4).

·  El palacio real de Samaria donde los reyes de Israel vivieron (1 Reyes 20:43; 21:1, 2; 22:39; 2 Reyes 1:2; 15:25).

·  El estanque de Samaria donde la carroza del rey Acab fue lavada después de su muerte (1 Reyes 22:29-38).

·  El túnel de agua bajo Jerusalén excavado por el Rey Ezequías para proporcionar agua durante el estado de sitio de los Asirios (2 Reyes 20:20; 2 Crónicas 32:30).

·  El palacio real en Babilonia donde el Rey Belsasar sostuvo la fiesta y Daniel interpretó las escrituras en la pared. (Daniel 5).

·  El palacio real en Susa donde Ester fué reina del rey Persa Asuero (Ester 1:2; 2:3, 5, 9, 16).

·  La puerta real en Susa donde Mardoqueo, el primo de Ester, se sentaba (Ester 2:19, 21; 3:2, 3; 4:2; 5:9, 13; 6:10, 12).

·  La Plaza de en frente de la puerta real en Susa donde Mardoqueo se encontró con Hatac, uno de los eunucos de Asuero. (Ester 4:6).

·  La fundación de la sinagoga en Capernaum donde Jesús curó a un hombre que tenía un espíritu inmundo (Marcos 1:21-28) y predicó acerca de el pan de vida (Juan 6:25-59).

·  La casa de Pedro en Capernaum donde Jesús sanó a la suegra de Pedro y a otros (Mateo 8:14-16).

·  El pozo de Jacob donde Jesús le habló a la mujer Samaritana (Juan 4).

·  El estanque de Betesda en Jerusalén, donde Jesús sanó un hombre cojo (Juan 5:1-14).

·  El estanque de Siloé en Jerusalén, donde Jesús sanó a un hombre ciego (Juan 9:1-4).

·  El tribunal en Corinto donde Pablo fue procesado (Hechos 18:12-17).

·  El teatro de Efeso donde el alboroto de los plateros ocurrió (Hechos 19:29).

·  El palacio de Herodes en Cesarea donde Pablo se quedó bajo guardia (Hechos 23:33-35).

 


ADICIONALMENTE, ESTA DOCUMENTADO EL FINAL DE LOS APOSTOLES DE JESUCRISTO:


 

- A Esteban lo echaron fuera de la ciudad, apedreándolo hasta matarlo
- Jacobo el mayor fue decapitado (10 años despues de la muerte de Esteban)
- Felipe fue azotado, echado en la carcel y luego crucificado
- Mateo fue muerto por una alabarda en la ciudad de Nabada en el año 60 DC
- Jacobo el menor, a la edad de 99 años fue golpeado, apedreado y finalmente le abrieron el craneo con un garrote
- Matías fue apedreado y luego decapitado
- Andrés fue prendido y crucificado
- Marcos fue arrastrado y despedazado
- Pedro condenado a muerte y crucificado (dijo que lo crucificaran al reves porque no era digno de morir igual que Jesucristo. Le cortaron los pies para eso)
- Pablo fue encarcelado y condenado, despues de haber orado dio su cuello a la espada
- Judas (no el Iscariote) fue crucificado en el 72 DC
- Bartolomé fue cruelmente azotado y luego crucificado
- Tomas fue martirizado y atravesado por una lanza
- Lucas fue colgado de un olivo
- Juan fue echado en un caldero de aceite hirviendo, escapó milagrosamente y Domiciliano lo exilió a la isla de Patmos, donde escribió el APOCALIPSIS.

 

Si no es cierto lo que ellos vieron, ¿Por qué martirizaron sus vidas así? ¿Quién vive y muere por algo que sabe que es una mentira?

Jesús les profetizó: "Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre." Mateo 24:9

 

 

Estos es SOLO UN POCO de las muchas evidencias que se ha podido recopilar en esta pagina...

Si la Biblia dice la verdad y es exacta en todos estos sucesos, ¿es irracional pensar que Dios existe y que Jesucristo es el Señor? La veracidad de la Biblia confirma su existencia, de modo que no tienen excusa.

 


Fuentes:

http://www.4mormones.org/sud-biblia-perspectiva.php#fn13b

http://www.evangelistasalmundo.cl/descargas/anteriores/La_Biblia.pdf

http://christiananswers.net/q-abr/abr-a005.html

http://www.godandscience.org/apologetics/sciencebible-es.html

Investigación propia

 

Publicado en: Estudios Biblicos
Volver a la página principal
 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados